Resistencia estructural: madera, hormigón y acero

7643055012_58fd29d89f_o_resize

La resistencia a compresión de la madera, posee valores entre los 16-23 N/mm2 (según CTE., 2011), en comparación con los materiales estructurales que actualmente encontramos para estructuras, como el hormigón armado: 20-30 N/mm2 y el acero 215-460 N/mm2 (Según CTE, 2011) siendo ligeramente menos resistente para esfuerzos axiles. 

Distintos son los resultados de los datos requeridos cuando el esfuerzo es de flexión, obteniendo valores altos de 14-30 n/mm2 en maderas y 1.5-5,0 N/mm2 en hormigones (CTE., 2011). El acero estructural en este caso, posee unas resistencias mejores, ya que posee unas características a flexión muy altas. 

Podemos concluir, que la madera es idónea para vigas o elementos de entramado cuya solicitacion principal a resistir sean flexión, siendo también óptima para elementos de compresión estudiando de forma pormenorizada el elemento y la especie. Si bien, los nuevos desarrollos de maderas laminadas, microlaminadas, tableros de alta densidad, OSB, etc… hacen que las resistencias varíen y las solicitaciones que resisten los materiales son mayores, dependiendo del caso y muy equilibradas a los elementos de construcción como son el hormigón y el acero. En esos casos, son los fabricantes los que proporcionan los datos de partida, y el técnico calculista el que ha de destinar un trabajo a su estudio.

Por: Beatriz Segura Plaza

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.