Primera casa pasiva industrializada pero, ¿qué son las casas pasivas?

American Building System, empresa referente en la construcción de viviendas industrializadas ha fabricado la primera casa pasiva industrializada. Pero ¿qué es una casa pasiva?

En los últimos tiempos la humanidad ha ido tomando conciencia de la importancia de cuidar el planeta, sobre todo tras la evidencia del calentamiento global. Esta conciencia ha traído nuevos conceptos como eficiencia energética, sostenibilidad, impacto ambiental, huella de carbono… Todos estos conceptos van en la línea de la necesidad de reducir la contaminación que generamos en nuestras vidas. Esto también a llegado al sector de la construcción y la edificación.

Si ponemos en Google la palabra “casas pasivas” nos devuelve más de medio millón de resultados, pero ¿qué es una casa pasiva?

El concepto de un Estándar de Casa Pasiva (Passivhaus en alemán, y Passive House standard en inglés) se originó a partir de una conversación en mayo de 1988 entre los Profesores Bo Adamson de la Lund University, Suecia, y Wolfgang Feist, físico y astrónomo alemán del Institut für Wohnen und Umwelt (Instituto de Edificación y Medio Ambiente.15 ).

Una casa pasiva es aquella capaz de calentarse y refrigerarse con muy poca demanda de energía; esta energía necesaria es aportada mediante un sistema de ventilación controlado, con un caudal mínimo que garantiza una excelente calidad del aire. Estos caudales de aire en las casas pasivas deben rondar las 0,3 renovaciones de aire/hora.

Una casa pasiva principalmente busca ofrecer confort, independientemente de su situación geográfica y la situación climática en el exterior.

Pero ¿qué se considera confort en una vivienda?

Las personas tenemos diferentes sensaciones aún estando ante las mismas condiciones o el mismo ambiente. Por este motivo tras diversos estudios se ha definido un rango de temperatura y humedades relativas del aire para determinar qué condiciones se perciben como las más confortables para un amplio rango de usuarios. Un ejemplo son los climogramas de Baruch Givoni (doctor israelí), en ellos determina para verano e invierno un área de temperaturas y humedades donde un amplio rango de personas se encuentran a gusto.

La norma ISO 7730:2006 relativa a las condiciones para el bienestar térmico establece que la zona de confort es de 21º en invierno y 25º en verano y la humedad relativa entre 30% y 70%, incluso teniendo en cuenta la actividad que están realizando los usuarios y la cantidad de ropa que visten.

En definitiva, una casa pasiva, es una casa confortable, eficiente, con unas condiciones óptimas de temperatura y calidad del aire.

Conociendo qué es una casa pasiva, American Building System ha llevado el concepto a la vivienda industrializada, fabricando la primera casa industrializada y pasiva, que cumple estos criterios. Con ello se suman los beneficios de una casa pasiva, con los beneficios que aporta una vivienda industrializada; con menores riesgos laborales en la fabricación, mayor rapidez en la ejecución y mayor control de ejecución. Si a todo esto le sumamos el uso de la madera, que de por sí es el material que ofrece mejores aislamientos, el más ecológico y sostenible, tenemos una vivienda excelente tanto en aspectos sociales, ambientales y económicos.

4 comentarios en este post

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.