Uniones y ensamblajes con madera

uniones-y-ensamblajes-con-madera

La madera es un elemento constructivo utilizado tradicionalmente en muchas de las viviendas domésticas y edificios de escala mediana en nuestro territorio. Por su geometría y la forma natural con la que se genera, habitualmente se ha dispuesto como combinación de elementos lineales formando un entramado para lo que son necesarios uniones y ensamblajes con madera.

En los edificio más antiguos, dicho entramado se conformaba con apoyo o ensamblajes de las piezas con uniones carpinteras: cortes, cajas o rebajes en secciones de la propia madera que, encajando pieza a pieza, conseguían que los esfuerzos se fuesen transmitiendo de forma directa entre elementos lineales conformando la estabilidad del conjunto y la resistencia deseada. En algunos puntos más críticos, esas uniones  se reforzaban con elementos de madera como tubillones, y en los puntos más críticos piezas metálicas, tales como puntas, pasadores, tornillería o pequeñas chapas, que mejoraban la resistencia de dichas uniones, que, con la ayuda de «la cola» adhesiva, evitaban movimientos indeseados.union-madera

Hoy en día es más habitual encontrar uniones atornilladas, con pasadores y/o con chapas metálicas. El tallado de las piezas de madera es algo más complejo que si no se conoce la técnica adecuada, tan sólo se consigue una disminución de sección y con ello la pérdida de resistencia de las piezas, así que el mercado está lleno de elementos auxiliares que conectan dichos entramados entre sí, de forma segura, cómoda y rápida, sin disminuir la sección resistente de cálculo y facilitando un trabajo carpintero si no se dispone de un especialista en el tema. Si bien, una buena técnica carpintera bien ejecutada, permite piezas conformadas con tan sólo un material constructivo, lo cual puede reducir costes y homogeneidad al conjunto.uniones-madera

Pero, en el caso de uniones metálicas, habría que tener en cuenta varios aspectos antes de decidir y dimensionar el nudo entre elementos:

En primer lugar, la madera y el acero son dos materiales con diferente comportamiento frente a los cambios de temperatura, las dilataciones de los materiales varían, y eso puede producir tensiones internas indeseadas en el nudo o la unión. Configurar las piezas con una cierta tolerancia o bien, disponer de elementos amortiguadores en el contacto de las piezas, resolverá la variación volumétrica de la madera en los meses de invierno, así como las dilataciones del acero en verano.

También hay que incidir en la protección de los materiales. El acero es un material fácilmente corrosivo con el ambiente, algo que no le ocurre a la madera. La resistencia y estabilidad, depende en gran medida de la unión metálica, con lo que se ha de proteger dichas piezas, bien eligiendo materiales inoxidables, tratando con pinturas especializadas al acero, o evitando la exposición directa del acero con el ambiente. En éste último caso, si disponemos de secciones de madera que lo permitan, una unión con pletinas interiores entre los elementos, disminuyen el paramento expuesto a la intemperie, reduciendo la exposición y el riesgo.

También hay que tener en cuenta en el nudo, que el comportamiento frente al fuego varía entre ambos materiales. La estabilidad del acero depende directamente de la temperatura del ambiente, mientras que la madera el tiempo de exposición al incendio. Los tratamientos de ambos elementos son diferentes, pero siempre han de conseguirse la misma exposición en la pieza, algo, que a veces puede ser complejo si se dispone de nudos muy irregulares.ensamblajes-madera

Y, finalmente, hay que tener en cuenta que en los elementos lineales conformados con madera estructural es muy complejo conseguir un empotramiento perfecto. Los nudos suelen dimensionarse con apoyos con ligaduras externas, pues los pasadores, las placas o la tornillería siempre dejan grados de libertad en algún eje. Ésto es muy importante en el cálculo de estas construcciones y en el dimensionamiento de las uniones, pues los elementos que se dispongan deben de absorber las solicitaciones que llegan a la pieza en ese punto en concreto, y el estudio pormenorizado del nudo será la garantía del conjunto.

Por: Beatriz Segura Plaza de Habitarte Arquitectos.

1 comentario en este post

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.