Revestimientos exteriores de madera

revestimiento exterior de madera

Los revestimientos exteriores de madera son un sistema de tablas de madera con los que se revisten paredes exteriores o fachadas. Estas tablas o lamas pueden ser de madera maciza, madera tratada o madera laminada. En el Código Técnico de la Edificación los revestimientos de lamas se denominan entablados y los revestimientos interiores se denominan frisos.

Los revestimientos de madera aportan a las paredes y fachadas una gran personalidad, calidez y sensaciones agradables para sentidos como el tacto y la vista, en contraste con otros revestimientos como los de piedra que suelen ser más fríos, duros y ásperos. Debido a la gran variedad de tonalidades, vetas, dimensiones de las tablas y disposición, los revestimientos de madera ofrecen una amplísimo abanico de posibilidades.

Además de su finalidad estética, gracias a las propiedades de la madera como aislante acústico y térmico puede utilizarse con la finalidad de mejorar el aislamiento. Los revestimientos de madera no tienen funciones estructurales como transmisión de cargas.

Los revestimientos de madera se utilizan junto con otros elementos del muro formando una serie de capas, algunas de ellas son:

  • Estructura portante principal o soporte:

Es el muro o estructura del edificio donde se fija el revestimiento. También existe la estructura portante secundaria, que es la que fija el revestimiento al soporte y puede estar formada de rastreles directos de madera o metal o rastreles sobreelevados sobre elementos metálicos que absorben las irregularidades del soporte.

  • Lamas de madera:

Son las que componen el propio revestimiento de madera, las lamas son las piezas de madera dimensionadas que componen el revestimiento.

  • Fijaciones:

Son elementos metálicos que fijan el revestimiento a la estructura secundaria y ésta a la estructura portante principal. Uno de los sistemas de fijación actuales más utilizados son los sistemas tipo clic.

  • Cámara de aire:

Es el espacio que se genera entre el revestimiento de madera y la estructura portante. Sirve para aportar mayor aislamiento térmico así como para eliminar el agua de infiltración o condensación que puede producirse. Si hubiera un material aislante entre medias, la cámara de aire es el espacio entre el aislante y el revestimiento de madera. Es muy conveniente que la cámara de aire esté aislada para evitar la entrada de insectos.

  • Barrera contra la penetración del agua:

Esta barrera impide el paso del agua líquida pero es transpirable al vapor de agua. Puede componerse hasta de tres capas y se puede colocar sobre el aislamiento o justo debajo del revestimiento.

  • Barrera de vapor:

Es una lámina que impide el paso del vapor, normalmente desde el interior hacia el exterior. Evita la formación de condensación en el interior del muro. No siempre es recomendable su uso ya que crea unas condiciones altas de hermeticidad que requiere una buena ventilación interior.

Éstas son unas breves pinceladas sobre los componentes de los revestimientos exteriores de madera. Aconsejamos siempre solicitar información a empresas profesionales con experiencia en la fabricación e instalación de revestimientos. Si buscas proveedores de revestimiento de madera cuéntanos qué necesitas pinchando aquí.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.