Maderas de color claro

maderas color claro

La madera proviene de los árboles, cada uno con sus peculiaridades y propiedades, que se reflejan en diferentes características de su madera. Según la Universidad de Bournemouth existen 1,575 especies de madera comerciales, (puedes ver el listado completo pinchando aquí). Con toda esta variedad de especies, la madera como material ofrece un gran abanico de características en sus propiedades mecánicas, físicas y en su aspecto. En este artículo nos centramos en las especies de madera de color claro. 

Para el uso de madera en la construcción hay que tener en cuenta diferentes propiedades de la madera para elegir la madera más adecuada, por ejemplo, para fabricar un producto que requiera de dureza nunca deberíamos elegir el chopo o maderas blandas que llegan a arañarse con una uña.

En el caso de la decoración, es muy importante el aspecto de la madera, existen maderas de todos los colores; desde el amarillo, blanco, marrón oscuro, marrón claro, incluso rojo o violeta.

A continuación mostramos las especies de madera de color claro más comercializadas en España junto a sus principales características y usos. En la imagen vemos las especies más comercializadas o que más se ofrecen para mobiliario:

especies maderas color claro

Madera de pino: El pino es una de las especies más comercializadas, con una amplia variedad de especies y diferentes usos. Su gran versatilidad, facilidad de trabajar, impregnabilidad, disponibilidad y precio, le hacen una de las especies más competitivas en el mercado. Sus principales usos son; vigas, mobiliario, revestimientos y suelos, carpintería en general. En este artículo puedes ver las especies de pino y sus diferentes usos: https://www.maderea.es/madera-de-pino-especies-de-pino-y-usos/

Madera de aliso: La madera de aliso es de color marrón rojizo claro. Presenta veteados oscuros formados por anchos radios leñosos. Destaca su buen comportamiento cuando está total y permanentemente sumergida en agua. Presenta buenas aptitudes para fabricar chapa y no presenta problemas en el encolado, atornillado y acabado. Sus usos principales son; chapas, estuches, juguetes, rodillos para bobinas.

Madera de eucalipto: La madera de eucalipto es de color blanco grisáceo o crema. Presenta importantes tensiones internas de crecimiento, lo que ofrece dificultades en su aserrado. En el acabado no presenta problemas pero para el encolado debe estar bien cepillada. Sus usos principales son; pasta de papel, chapa, mobiliario, tableros, mangos de herramientas y carpintería de interior.

Madera de fresno: El color de la madera de fresno es blanco nacarado, a veces un poco rosado. Tiene muy buenas aptitudes para su curvado y durante su aserrado produce el desafilado de las sierras. Es muy flexible a la vez que resistente lo que le hace perfecta para su uso en artículos deportivos como raquetas, aparatos de gimnasia… Además se utiliza en carrocería, chapas y suelos.

Madera de abedul: La madera de abedul tiene un color que varía del blanco amarillento al blanco anaranjado. Su aspecto puede variar si ha sido atacado por un insecto (Agromyzia carbonaria) que le da un aspecto más oscuro y hace más preciada su madera. El abedul debe secarse rápido ya que es susceptible de degradarse por el ataque de los hongos. En su mecanizado tiene tendencia a formar pelusas de fibras. Se usa principalmente para chapa, carpintería, muebles, pasta de papel, artículos deportivos y tableros contrachapados.

Madera de Roble: El color de la madera de roble varía del marrón amarillento a un marrón algo más oscuro. Es una madera ácida que puede corroer el hierro o el acero en contacto con ella, además sus vapores pueden ser corrosivos. Es durable frente a los hongos y presenta buenas aptitudes para su curvado con vapor. Sus principales usos son; carpintería interior como suelos, traviesas, mobiliario y construcción naval.

Madera de haya: La madera de haya de blanco anaranjado a rosado. Tiene tendencia a torcerse y abrirse con lo que aparecen fendas. Para el aserrado se recomienza realizar el despiece realizando sucesivos giros de la troza para liberar tensiones. Los principales usos son; carpintería de interior, chapa, juguetes, pequeños utensilios y mangos de herramientas.

Madera de abeto: La madera de abeto tiene un color blanquecino con un toque rosado y aspecto mate. Es ligera, poco durable frente a los hongos y hay que tener en cuenta que tiene el duramen poco impregnable y la albura medianamente impregnable.  Sus usos principales son para entramados, vigas, madera laminada y carpintería de interior.

Madera de castaño: La madera de castaño es blanco amarillento, al envejecer se hace más intenso llegando a un color parecido al oro. Tiene contenido en ácidos con lo que acelera la corrosión de metales. Además pueden aparecer coloraciones azul oscuro cuando la madera entra en contacto con materiales férricos debido a la presencia de taninos. Los principales usos son; carpintería, ebanistería, construcción y chapas.

Si buscas proveedor de cualquiera de estas maderas cuéntanos qué necesitas pinchando aquí, publicaremos tu petición en Maderea y lo enviaremos a las empresas para que te den presupuesto.

 

1 comentario en este post

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.