Madera tratada en autoclave

Madera tratada en autoclave

Se entiende como madera tratada toda aquella madera que haya sido sometida algún tipo de tratamiento para protegerla frente a algún agente degradador con el objetivo de curarla, prevenirla o mantenerla. Los agentes degradadores son principalmente; organismos xilófagos, la incidencia del sol y la humedad. Hoy vemos la madera tratada en autoclave.

El tratamiento en autoclave consiste en introducir dentro de la madera agentes protectores por medio de autoclave con vacío – presión o autoclave de doble vacío. El objetivo de este tratamiento es aumentar la durabilidad frente a organismos xilófagos.

Se aplica el tratamiento de autoclave en madera para clase de uso 3, 4 o 5, es decir, para aquella madera destinada a permanecer en el exterior. La norme UNE-EN 335 define las diferentes penetraciones y retenciones del producto en la madera en el tratamiento de autoclave para las diferentes clases de uso (5 clases de uso). Recordar que las clases de uso van en función de la exposición de la madera en su uso. Ejemplo una clase de uso 4, son elementos que están en contacto con el suelo o con agua dulce y expuesto a humectación permanente como; postes, valles, cercas, embarcaderos… Por otro lado, la clase de uso tres son elementos de madera que no están ni bajo cubierta ni en contacto con el suelo como; fachadas, ventanas, puentes, puertas, etc.

Se pueden aplicar varios tipos de productos protectores a la madera en el tratamiento con autoclave. Estos productos deberán estar registrados por la Administración española. En España, lo productos protectores utilizados en este tipo de tratamiento son los siguientes:

Protectores hidrosolubles: son sales minerales, normalmente de cobre, que están disueltas en una solución acuosa.

Protectores en disolvente orgánico: son productos constituidos por compuestos orgánicos de síntesis, resinas (que actúan como producto fijador) y un disolvente.

Protectores hidrodispersables: también se denominan emulsiones y están compuestos por principios activos no solubles y un emulgente para facilitar la dispersión en agua.

Productos mixtos: son productos que mezclan principios activos de sales minerales con productos de síntesis.

Protectores orgánicos naturales: son productos obtenidos a partir de la destilación del alquitrán de hulla o de la pirólisis del petróleo.

Hay dos posibles métodos para realizar el tratamiento en autoclave:

– Autoclave con vacío-presión: el producto protector penetra en la madera aplicando presión en un cilindro metálico cerrado (autoclave). Este tratamiento requiere un contenido de humedad menor del 28% y permite controlar la penetración y retención del producto protector.

– Autoclave – doble vacío: al contrario que en el caso anterior, el producto protector penetra en la madera mediante vacíos en un autoclave. Primeramente, se aplica un vacío inicial y se introduce el producto protector a presión atmosférica o ligeramente superior y después se aplica un vacío final para regular la cantidad de producto. Como resultado de este método, el producto se fijará protegiendo la pared celular sin rellenar el interior de las células.

El aspecto que adquiere la madera después de un tratamiento en autoclave es, por lo general, natural, uniforme y limpio. No obstante, dependiendo del tipo de producto empleado, la madera puede adquirir tonos más verdes, marrones o grises.

El contenido de humedad de la madera no varía después de aplicar el tratamiento. Tampoco varía su calidad estética. Sin embargo, la densidad si aumenta debido a la incorporación de los productos protectores en la madera. Además, la estabilidad dimensional de la madera tratada puede incrementar. Por otro lado, la conectividad térmica es menor que la de la madera sin tratar, salvo en las maderas tratadas con sales hidrosolubles metálicas, en ese caso su conectividad aumenta junto con su conductividad eléctrica.

La madera tratada en autoclave puede tener muchas aplicaciones: construcción, mobiliario urbano, vallados, postes, guarda railes, muelles, puentes, carpintería, etc.

Gracias a este tratamiento la madera aguanta perfectamente al exterior y en todo tipo de condiciones. Un ejemplo son las vallas, postes o elementos de madera de exterior que fabrica Mosquera Villavidal. Puedes contactar con ellos pinchando aquí o puedes contarnos lo que necesitas aquí y te contactarán empresas para ofrecerte presupuesto.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.