Madera, puesta en obra y almacenamiento

puesta en obra madera almacenamientoSiempre en obra es necesario conocer el comportamiento de los materiales. El uso de madera en obra no es una excepción, el conocimiento de la madera es especialmente importante para evitar problemas antes, durante y después de su puesta en obra.

Uno de los factores más influyentes en la madera es la humedad, además, hay que tener en cuenta que la madera es un material orgánico y como tal, conocer la influencia de su entorno es vital.

El almacenamiento de la madera se debe dar en condiciones similares a las que va a estar sometido en su uso, preferible en un lugar bajo cubierta y bien ventilado. En el caso de que se encuentre en el exterior, debe estar protegido con plásticos, aunque también se pueden usar, si está bajo cubierta para evitar el polvo. Además, la colocación ha de ser preferiblemente en horizontal sobre rastreles para evitar el contacto directo con el suelo, por ser una gran fuente de humedad que ha de evitarse. No se debe superar la cantidad de peso que puede soportar encima, para así evitar que la madera que se encuentra en la parte inferior pueda ser deformada o marcada por las piezas superiores. Para favorecer la ventilación y así evitar pudriciones o acumulaciones de humedad, se suelen colocar rastreles intermedios.

Las piezas de madera al ser descargadas se han de tratar con cuidado, pues muchos defectos visuales, especialmente en los cantos, se producen en este proceso.

Una vez que la madera va a ser puesta en obra, es recomendable (como en cualquier obra) que haya un plan de montaje que contemple la secuencia ordenada de todos los procesos, además de los elementos que intervienen en cada uno de ellos.

Muchas piezas de madera se mecanizan en obra, y es importante tener en cuenta, sobre todo si la madera está tratada frente a ataques bióticos o abióticos, que las zonas mecanizas pueden quedar sin proteger (es muy importante conocer el tratamiento al que han sido sometidas y que profundidad tiene). Si la madera va a ser barnizada o pintada en obra, además hay que tener en cuenta que la superficie tiene que estar limpia, pues en obra esto es difícil.

A veces durante la obra puede haber problemas con la humedad, es decir, que alguna pieza de madera se haya mojado. En este caso es importante que la madera sea “secada” antes de continuar, con una ventilación correcta, pues en el caso contrario puede provocar grandes problemas a corto plazo. Además, se ha de evitar en el montaje que las piezas sean sometidas a esfuerzos distintos a los que se habían previsto en la fase de diseño.

Por último, una recomendación útil es abrir los paquetes en los que se encuentran las piezas de madera con antelación, para que se puedan adaptar a las condiciones ambientales a las que va a estar expuesto. Esto es especialmente importante en la instalación de suelos de madera, ya que puede evitar grandes problemas en el futuro. Junto a este problema, en la instalación de suelos se ha de intentar hacer la instalación de partes continuas en el mismo día, para así conseguir que la adaptación del suelo sea armónica.

Por lo tanto, para un buen resultado del uso de la madera en obra y evitar problemas futuros, es necesario conocer los factores que influyen en el comportamiento de la madera, para así evitarlos y/o corregirlos.

¿Con qué problemas principales te has encontrado en la puesta en obra utilizando madera?

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.