Clases de uso y la madera de exterior

Clases de uso y la madera de exteriorLas traviesas de las vías de un tren, las pasarelas de las playas, los embarcaderos, los puentes y cabañas de las zonas montañosas y un sinfín de construcciones han sido tradicionalmente y siguen siendo de madera y, lo más importarte, perduran a lo largo del tiempo. La madera es un material perfectamente capaz de sobrevivir a las condiciones adversas que sufre cualquier elemento que esté expuesto al contacto con el exterior. Hoy vemos las clases de uso y cómo la madera es un material idóneo para exterior.

Es fácil encontrar diferentes especies de madera más que aptas para sobrevivir a la intemperie. Solo se tienen que conocer unos conceptos básicos que sirven de guía a la hora de elegir la madera que se colocará en exterior más apropiada para evitar los problemas futuros que acontecen cuando no se hacen las cosas adecuadamente.

Familiaricémonos pues con las clases de uso y servicio. Estos dos conceptos sirven para definir el riesgo de degradación al que estará expuesta una madera en exterior o interior en función del uso que se le vaya a dar a la misma. La clase de servicio hace referencia al contenido de humedad que la madera tendrá que tolerar, pudiendo encontrar una clase de servicio 1 (< 12%), clase de servicio 2 (12-20%) y clase de servicio 3 (> 20%). Dentro de las clases de servicio encontramos las diferentes clases de uso, que precisan con mayor detalle el destino que tendrá la madera, es decir, nos indican si será madera de interior o madera de exterior, si tendrá contacto con el suelo o con masas de agua, etc.

La madera de exterior se ubica en la clase de servicio 3, en la que la humedad es superior al 20 %. Dentro de la clase de servicio 3, diferenciamos varias clases de uso:

  • Clase de uso 3: es la clase de uso para madera de exterior que no va a estar de ningún modo en contacto con el suelo.
  • Clase de uso 4: es la clase de uso para madera de exterior que estará en contacto con el suelo y, en consecuencia, muy probablemente con agua dulce en mayor o menor medida.
  • Clase de uso 5: es la clase de uso para madera de exterior que estará en contacto con agua salada.

Hoy en día, existe una amplía gama de tratamientos y productos protectores que permiten adecuar la madera a la clase de uso requerida. Estos tratamientos han evolucionado mucho con respecto a los barnices tradicionales, aumentando su eficacia y disminuyendo las “sustancias tóxicas”, siendo más respetuosos con el medio ambiente.

La madera de pino, adecuadamente tratada, es una madera de exterior idónea, encajando en la clase de uso 3 e incluso 4. Es más, muchas de las construcciones que se han mencionado al comienzo de este artículo están constituidas mayoritariamente por pino. Si necesitas madera de exterior te recomendamos la empresa Mosquera Villavidal, son especialistas en la fabricación de productos madera de exterior (mobiliario de jardín, vallado, carteles…) y trabajan con diferentes especies de pino de la península. Puedes contactar con Mosquera Villavidal pinchando aquí o puedes contarnos lo que necesitas pinchando aquí y te contactarán empresas para darte presupuesto.

5 comentarios en este post

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.