La nueva era de los tratamientos protectores de madera

tratamientos protectores de madera

La madera es un material ampliamente utilizado en la industria de la construcción. Desde la estructura de grandes edificios hasta los marcos de cada una de las ventanas, la madera está presente en un sinfín de elementos arquitectónicos, adaptándose a cada su uso de una manera única. No obstante, no es ningún secreto que la madera es un material sensible a la acción del agua y de la radiación solar, al igual que es vulnerable a la degradación por la acción de agentes externos como los insectos o los hongos. Por esto, es de gran importancia elegir bien los protectores que se le van a aplicar a la madera acorde a su exposición.

Esta fragilidad propia de la madera ante la acción de otros elementos del entorno no es más que una consecuencia del origen natural de la misma. Sin embargo, estas pequeñas debilidades no suponen en absoluto un impedimento para que haya sido uno de los materiales más empleados en construcción durante siglos y siglos. El avance de las tecnologías ha hecho posible el desarrollo de diversos tratamientos protectores y productos de acabado que van más allá de los clásicos barnices y mejoran las propiedades de la madera incrementando su resistencia y durabilidad de forma exponencial.

Esa etapa en la que realizar el mantenimiento de un elemento construido con madera exigía un cuidado y un mimo constantes, que pasaban por lijar y volver a barnizar regularmente, queda ya muy atrás. Hoy en día podemos encontrar diversos tratamientos protectores y productos que se adaptan a la madera que haya que tratar, así como al uso que se le vaya a dar a la misma.

Los nuevos tratamientos se desarrollan para proteger la madera en profundidad, obedeciendo a la porosidad de este material. Procuran conseguir la máxima naturalidad en el acabado respetando la veta natural de la madera. Buscan alcanzar la máxima eficiencia en las cadenas de fabricación y producción. Persiguen la máxima durabilidad, mitigando todo lo posible la necesidad de un mantenimiento regular y exhaustivo y se someten a exámenes de eficacia. Hoy en día, muchos de los tratamientos protectores para madera que salen al mercado se prueban primero en condiciones extremas para demostrar de esta manera hasta qué punto aumentan la durabilidad y protección de la madera. Esto quiere decir, que los tratamientos protectores se ensayan en condiciones de alta radiación solar y alta concentración de humedad y en bajas y altas temperaturas. Además, se buscan productos cada vez más naturales que generen el menor impacto ambiental, combinando las tecnologías de vanguardia con la sostenibilidad del medio ambiente.

Así pues, en la actualidad podemos encontrar opciones más eficaces y modernas que los clásicos barnices, que mejoran la eficacia de los tratamientos protectores para la madera, consiguiendo acabados más naturales, evitando un mantenimiento constante y respetando en mayor medida el medio ambiente.

Si necesitas tratamientos protectores para madera te recomendamos que contactes con la empresa Sikkens. Puedes consultar su catálogo de productos o contactar con ellos pinchando aquí. Si buscas proveedores de tratamientos de madera o madera ya tratada y necesitas ayuda, cuéntanos qué necesitas pinchando aquí y te ayudaremos en lo que sea posible.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.