La madera de haya y su uso estructural

Madera de haya estructural

El haya europea (Fagus sylvatica) es una especie originaria de Europa que prolifera principalmente por la zona más occidental del continente. En España, su presencia se extiende por el norte peninsular, en las zonas más húmedas del país. Hoy vemos el uso estructural de la madera de haya como las vigas de madera de haya.

Los hayedos son masas forestales estables, por lo que la producción de madera de haya así como su exportación tiene cierta relevancia. Las manifestaciones más significativas de hayedos españoles se enclavan en Navarra, con la famosa Selva de Irati y en Asturias.

La madera de haya es una madera muy apreciada por sus buenas propiedades y características, así como por su belleza. En cuanto a su anatomía, la madera de haya es una madera clara, su color oscila entre blanco anaranjado y rosado. No hay diferenciación visual entre la madera de albura y la madera de duramen. Los radios leñosos en cambio son altamente visibles y se distribuyen de forma irregular exhibiéndose como pequeñas y cortas líneas a lo largo de la madera. La fibra es recta y el grano fino.

Respecto a sus propiedades físicas y mecánicas, cabría destacar que la madera de haya tiene una densidad media de 710 kg/m3 y está clasificada como madera semidura. Es, además, una madera libre de defectos, con una flexión estática de 90 – 166 N/mm2, una compresión axial de 52 – 64 N/mm2 y una compresión perpendicular de 12 N/mm2.

En su secado, la madera de haya puede presentar tendencia a abrirse o torcerse, por lo que muchas veces se somete a una primera fase en la que se aplica vapor de agua, disminuyendo este riesgo y dotándola de un tono más rosado. Es una madera sensible a los hongos y los insectos, aunque tanto la madera de albura como la madera del duramen son impregnables, lo que facilitar que asimile bien los tratamientos protectores.

Debido a su dureza y a su capacidad de moldearse, la madera de haya se emplea en la obtención de tableros alistonados, perfiles o vigas laminados. Es una de las especies de frondosas autóctonas de la península con mejores propiedades para su uso estructural.

Además, la madera de haya destaca por sus aplicaciones más tradicionales en instrumentos musicales, juguetes, utensilios, magos de herramientas… Aunque también es usada en mobiliario, carpintería de interior, traviesas y chapas de recubrimiento de muchos muebles.

Una empresa referente que hoy en día comercializa productos de madera de haya, especialmente de vigas laminadas, es el Grupo Gámiz. Si estás buscando un proveedor para productos de esta especie puedes contactar con Grupo Gámiz pinchando aquí. También puedes contarnos lo que es lo que buscas en este enlace y te contactarán empresas para ofrecerte presupuesto.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.