La madera de balsa: sus propiedades y aplicaciones

La madera de balsa es una madera tropical con origen en América Central, zonas del Caribe, las Antillas y América del Sur, siendo Ecuador el principal comerciante de esta madera. Sus masas forestales y su producción son estables.

La madera de balsa es una madera poco nerviosa con una densidad de 140-160 kg/m3 y muy blanda. Sus propiedades mecánicas son las siguientes:

  • Flexión estática: 15-23 N/mm2
  • Módulo de elasticidad: 2160-3200 N/mm2
  • Compresión axial: 5-15 N/mm2
  • Compresión perpendicular: 2,6 N/mm2

El color de la madera de balsa es igual en albura y duramen, siendo muy difícil diferenciarlos. Sus matices varían entre tonos blanquecinos, de un blanco crema a un blanco rosado. En la madera de balsa los radios leñosos son de tamaño medio y quedan visibles. Su fibra es recta y su grano grueso.

La madera de balsa tiene poca resistencia frente a la acción de hongos, termitas, insectos y xilófagos marinos. La madera de duramen es poco impregnable y la de albura es fácilmente impregnable. Teniendo esto en cuenta, se recomienda el tratamiento por inmersión.

Su secado es entre lento y normal, con altos riesgos a que se produzcan deformaciones o aparezcan fendas, por lo que se aconseja que el secado se realice en cédulas de secado (la H del ORL y la T10-D4S 4/4 o la T8D3S 8/4 del FPLM). Al ser una madera tan blanda, el aserrado es muy fácil. El mecanizado no presenta ningún problema, aunque es recomendable emplear útiles afilados ya que al trabajar esta madera pueden formarse unas pelusas superficiales que dificulten un poco la tarea. El encolado no presenta problema siempre que se tenga en cuenta que es una madera de rápida absorción.

Debido a que la madera de balsa es una madera inusualmente ligera y blanda no se recomienda para la obtención de chapa por desenrollo ni mediante corte a la plana. No obstante, destaca en otras aplicaciones, siendo una madera utilizada principalmente en maquetación, así como en la fabricación de juguetes o elaboración de tableros sándwich. Además, la madera de balsa tiene otras dos propiedades muy particulares. Primeramente, se trata de una madera con gran flotabilidad, por lo que habitualmente se utiliza para fabricar flotadores, cinturones y botes salvavidas y boyas de señalización.  Además, la madera de balsa destaca por sus propiedades aislantes siendo muy común su uso como aislante acústico o aislante térmico.

Si buscas un proveedor de madera de balsa te recomendamos la empresa Maderas y Chapas Blanquer. Puedes contactar con ellos pinchando aquí.  También puedes contarnos lo que necesitas pinchando aquí y te contactarán empresas para ofrecerte presupuesto.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.