La electricidad estática en los suelos laminados

suelo laminado electricidad estatica

Las descargas electrostáticas o la conocida electricidad estática resulta muy incómoda y produce que continuamente nos den calambres o pequeñas descargas y genera otras consecuencias como que se nos pegue la ropa al cuerpo o se erice el pelo. La electricidad estática en los suelos laminados es un problema conocido en el sector y por la mayor parte de los instaladores.

Recordemos que suelo laminado es un suelo que imita el aspecto de la madera, pero no es madera, por lo general tiene una capa superior e inferior de plástico, el superior que imita el aspecto de la madera únicamente pero al tacto es plástico. En su fabricación el suelo laminado se compone de varias capas, éstas pueden estar fabricadas con diferentes tableros de diferentes materiales como tableros de fibras a los que se les añade capas en ambas caras con diversos fines.

Por otro lado la electricidad estática es la electricidad que aparece en un cuerpo cuando existen en él cargas eléctricas en reposo.

Aunque se sabe que los suelos laminados producen electricidad estática, su intensidad es variable dependiendo de la composición de las diferentes capas que componen el suelo laminado y las características de la vivienda o edificio donde se instala.

Este problema se produce porque los suelos laminados tienen una estructura que coincide con la de un condensador eléctrico; dos capas conductoras de la electricidad que serían la cara y contracara laminada de plástico y la capa intermedia entre estas dos de un material aislante como es un tablero de fibras.

Debido a esta composición de capas conductoras y aislante, el rozamiento producido con el trasiego de las personas hace que se vaya acumulando la electricidad estática en diferentes puntos del pavimento, y posteriormente se va descargando; a través de las personas que hacen de puente conductor y otros elementos.

La solución al problema es complicada, lo más habitual es aumentar la humedad relativa del ambiente bien utilizando humidificadores o colocando macetas con plantas.

De todos modos, la norma europea EN 1081 «Revestimientos de suelos resilientes. Determinación de la resistencia eléctrica» establece un método de ensayo para determinar que el pavimento produzca una diferencia inferior a 2 Kilovoltios porque es el umbral por debajo del cual una persona deja de notar las cargas electrostáticas.

Fuente: AITIM

 

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.