Estructura vista de madera y cumplir el CTE

estructura madera

En la nueva sección de Maderea, los lunes publicamos artículos de consultas para el uso de la madera en la arquitectura. Dentro de la finalidad de centralizar la información y facilitar su acceso.

El arquitecto David Delgado Vendrell realizaba la siguiente consulta:

«Esto de que se suele dejar vista (madera como estructura), nos tendrán que explicar cómo alcanzar los requisitos CTE en las envolventes. Nosotros hemos trabajado con CLT y en nuestro clima con los requisitos CTE, o bien sobreaislas por el exterior encareciendo el sistema de subestructura en fachadas ventiladas (p.ej), o sino no queda otra que combinarlo con trasdosados interiores, los cuales a su vez facilitan el paso de instalaciones.»

A esta consulta ha habido ya respuestas en las Redes Sociales que copiaremos al final del documento. Destacamos la siguiente, realizada por Laura Gonzalo Calderón, arquitecta calculista del Departamento Técnico de la empresa MADERA PINOSORIA, S.L.
MADERA PINOSORIA es una empresa muy consolidada en el sector y destaca por ofrecer soluciones integrales para construcción con madera, incluyendo asesoramiento técnico en cálculo y diseño, mecanizados en sistema kit de autoconstrucción y suministro de materiales para construcciones eficientes y sostenibles.

Laura Gonzalo Calderón de la empresa MADERA PINOSORIA, S.L.

“Lo primero que debemos tener en cuenta es que “dejar vista la estructura” es un concepto amplio. La combinación de elementos vistos de madera y otro tipo de revestimientos puede proporcionar riqueza al diseño y multitud de posibilidades proyectuales.
Resulta indispensable diferenciar entre el uso de vivienda y el resto, y la posición del elemento que queremos dejar visto dentro del edificio.
La tabla 4.1 del CTE DB SI-1 determina las condiciones de reacción al fuego exigibles a los distintos revestimientos, excluyendo el interior de las viviendas. Las características de los materiales en este sentido se definen en el Real Decreto 842/2013, de 31 de octubre. En general, si queremos dejar visto un panel, podremos hacerlo en todo caso si se trata de una vivienda o el suelo de una “zona ocupable” en otros usos (ver definición en la citada tabla), y deberemos plantearnos la necesidad de tratamientos de protección en otros casos.
Para elementos lineales de la estructura y muros macizos, se debe justificar el cumplimiento de la resistencia al fuego, según la tabla 3.1 del CTE DB SI-6. En viviendas unifamiliares y elementos principales de cubiertas ligeras no previstas para la evacuación, se requiere R30, que en general se cumple sin precisar de un sobredimensionado de piezas. En otros usos y en cubiertas pesadas el requerimiento es mayor; R60 supone aumentar secciones y proteger uniones, mientras que mayores resistencias suelen ser incompatibles con dejar vista la estructura, debido al volumen de madera necesario y a la dificultad para resolver correctamente las uniones.
En relación a las envolventes, hay que plantearse la resolución de las instalaciones. Tanto en los muros entramados como en los paneles CLT, existe la posibilidad de integrarlas (al menos las eléctricas) dentro de la estructura, si bien esto supone un diseño y elaboración cuidadosos y en muchos casos incide sobre la planificación del proceso de prefabricación. Se suele reducir al mínimo imprescindible el paso de instalaciones por los paramentos que se decide dejar vistos.
Los edificios con estructura de madera suelen llevar aislamiento y protección frente a la entrada de aire por el exterior de la misma, con materiales de acabado diversos. El interior de los muros entramados se rellena también de aislamiento, y a veces también el trasdosado. Efectivamente, en el caso de paneles CLT que se quieran dejar vistos, todo el aislamiento deberá ser exterior; existen materiales de alta densidad que permiten colocar grandes espesores de aislamiento sin subestructura, y sobre los que puede fijarse un acabado continuo. Esta solución reduce la posibilidad de aparición de puentes térmicos, si bien la baja conductividad térmica de la madera juega a nuestro favor en su verificación frente a otros materiales.
En resumen, la decisión de dejar vistos determinados elementos de la estructura de madera depende de un conjunto de factores que debemos valorar, en función del caso específico que nos ocupe. Los que amamos la madera sentimos la necesidad de mostrar su belleza y el confort que proporciona, pero todo ello sin descuidar el cumplimiento de los requisitos funcionales y normativos de nuestro edificio.”

Beatriz Segura de Esealcuadrado arquitectura responde:

“El CLT o panel contralaminado puede ser autoportante y se puede utilizar sin elementos de vigas y soportes según el caso. El espesor del panel es el que delimita los requisitos del CTE, si se elige un papel de pequeño espesor sin aislamiento interior o sin un entramado de caja que permita la inserción de un aislamiento térmico de baja transmitancia, tienes que meterle un revestimiento exterior o interior sí o sí. Eso no es dejar «vista» la estructura, si no que el panel que han colocado es insuficiente para conseguir la transmitancia exigible, además estamos hablando de «cerramientos estructurales» no de «estructuras» o quizás sólo «cerramientos» y han colocado una subestructura, no lo dice.
Se puede conseguir la transmitancia con un panel siempre y cuando tenga el espesor y aislamiento necesario según el clima, y claro, dejarlo visto, pero tiene que ser el panel específico según grosor.”

Eva Chacón, de Bonsai arquitectos respondía lo siguiente:

“Buenos días! Nuestra experiencia con CLT es aislado y revestido al interior con sistema prefabricado. http://www.bonsaiarquitectos.es/proyecto/edificio-apartamentos-madera-contralaminada/ Estamos estudiando un caso para dejar el muro visto al interior, es cuestión de calcular la envolvente y particiones interiores para que sean satisfactorias tanto térmica como acústicamente, aislando más por fuera, etc. También se puede dejar visto a exterior y aislar más en la cara interior -si proteges frente a soleamiento y lluvia, pero no conozco ningún caso así en España.”

Silvia Torres, arquitecta:

“Cada proyecto es un mundo, no creo que por norma general se pueda decir que construir con madera no es más caro, siempre hay que decir: «depende». Depende de cómo, qué y dónde. Yo diría que construir con madera puede no ser más caro, además cabe destacar todas las ventajas energéticas, sostenibles y de confort que conlleva usarla. Las exigencias del CTE cada vez son y van a ser más estrictas y en función del clima se va a necesitar más o menos aislamiento, independientemente de la estructura que se coloque. En un clima severo en invierno, si o si habrá que aislar, ya se haya construido con CLT u otro tipo de material. Aquí habría que diferenciar de lo que es la capacidad estructural y la eficiencia energética del material. Utilizar CLT como estructura no conlleva a que tu fachada se vaya a encarecer. Son dos partidas diferentes, estructura y revestimiento de fachada. Debido al clima vas a tener que aislar, y es ahí donde tienes que decidir cómo, pero aislar vas a tener que aislar utilices madera u otro material. Las fachadas ventiladas suponen un coste, pero se amortiza con el tiempo, y siempre es mejor colocar una fachada ventilada para viviendas de uso continuado. Si fuese una casa de fin de semana lo recomendable sería utilizar un trasdosado interior, por precio y por eficiencia energética”

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.