El marcado CE en los productos de madera

marcado CE productos de madera

El marcado CE se aplica con obligatoriedad en algunos de los productos de madera. La Directiva 89/106/CEE de Productos de Construcción (modificada por la 93/68/CEE) forma parte del conjunto de Directivas que establecen la obligatoriedad de aplicar el Marcado CE para los productos que se ven afectados. 

El marcado CE en la industria de la madera puede verse como una complicación debido a la adaptación de la obligatoriedad, conocer los requisitos y aplicarlos. Sin embargo, muchos profesionales ven la aplicación del marcado CE a los productos de la madera como algo muy positivo que suma competitividad y demuestra que la madera puede estar a la altura de cualquier otro material en cuanto a seguridad y calidad.

El marcado CE aplica a productos de la construcción. Entendemos como producto de construcción aquellos productos que se incorporan de manera permanente en una construcción. Si aplicamos esto a los productos de madera, afectaría a todos los productos de madera que permanecen en la construcción como las vigas de madera, ventanas de madera, puertas de madera… pero no aplica a otros productos de madera como los embalajes o palets que no forman parte de la construcción o productos que no están de forma permanente en la construcción como mobiliario, tablero para encofrar… y que no están obligados a aplicar el marcado CE.

Para facilitar la adaptación e incorporación del marcado CE, se han elaborado normas que con su cumplimiento evalúan los requisitos para cada tipo de producto, en este caso de madera. Dichos requisitos sobre todo se centran en aspectos de seguridad y responsabilidad, así como la claridad de la información.

El marcado CE tiene como objetivo principal asegurar la seguridad, para ello define unos valores mínimos y propiedades. El fabricante de los productos de madera que se vean afectados por el cumplimiento del marcado CE, tiene que declarar y en su caso demostrar que sus productos cumplen con los valores y propiedades mínimas que determina el marcado CE. Para demostrar que cumple con estos valores, el fabricante tiene que determinar los valores de cada unidad que fabrica y asegurarse que cumple con esos valores mínimos en cada unidad que fabrica.

Se ha de tener en cuenta que productos de madera que cumplen con marcas de calidad no están exentos de cumplir con el marcado CE, son cosas independientes.

El marcado CE en la madera estructural:

Acorde a la normativa europea y el Reglamento de Productos de la Construcción toda la madera estructural de forma obligatoria se tiene que someter a los denominados procesos de caracterización, para poder cumplir con el requisito establecido en la norma UNE EN 14081-1. Para cada pieza de madera estructural se tienen que determinar las propiedades de resistencia y rigidez, declaradas mediante referencia a una calidad o clase resistente determinada. Esta obligación da cumplimiento, indirectamente, con lo estipulado en el Código Técnico de la Edificación en el documento de Seguridad Estructural «Madera» (DB-SEM).

El marcado CE ha de aplicarse en:

Los productos de madera destinados a incorporarse permanentemente a las obras de construcción como pueden ser unas vigas de madera.
Los productos de madera que afectan a los requisitos esenciales de las obras de construcción.

El marcado CE verifica unos mínimos en relación con los siguientes requisitos:

Resistencia mecánica y estabilidad

Seguridad de utilización

Higiene, salud y medio ambiente

Seguridad en caso de incendio

Ahorro de energía y aislamiento térmico

Protección contra el ruido

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.