Edificios en altura con madera

edificio construido madera1

A pesar de que el material más tradicionalmente usado en construcción históricamente ha sido la madera, muchos arquitectos a día de hoy prefieren no utilizarla y llegan a cuestionarse que se puedan construir edificios en altura con madera.

A lo largo de siglos y siglos la madera ha tenido tiempo de demostrar su comportamiento y buena respuesta en la edificación pero también sus defectos; defectos causados en el 99% de los casos debidos a un mal diseño.

Hoy en día vuelve a posicionarse como una de las mejores opciones como material para la construcción. A nivel ecológico, por sus propiedades, a nivel energético y económico.

Uno de los últimos ejemplos que lo demuestra es este edificio construido en Granada, con cuatro plantas de altura que albergan seis apartamentos y dos locales comerciales. 

Edificio madera

Este edificio diseñado por Bonsai Arquitectos, tiene toda la estructura de madera contralaminada y en sólo siete meses se ha levantado en pleno centro urbano. De estos siete meses, sólo seis semanas han sido suficientes para montar la estructura completa. Este es uno de los motivos por los que la construcción con madera es más económica, ya que supone hasta un 50% ahorro de tiempo y fraguados.

Para su fabricación han sido necesarias 400 piezas de madera contralaminada  y unos 20.000 tornillos, además al haber sido fabricado con madera ofrece un alto confort acústico y térmico lo que le permite ahorrar más de un 300% de energía gris comparado con un sistema hormigón-acero. Gracias al diseño con madera también se han minimizado los puentes térmicos y se han reducido las fugas de energía y aumentado el confort.

Con el uso de madera se produce un impacto positivo, no sólo a posteriori ya que con la arquitectura sostenible se crean edificios eficientes energéticamente, también en la propia extracción del material. La madera respeta el medio ambiente y su aprovechamiento es beneficioso para el cuidado de los montes. Con ello los edificios además tienen un bajo impacto ecológico.

“La madera es un producto “dos en uno”: fija 0,9 toneladas de CO2/m3 y además reduce las emisiones en 1,1 toneladas de CO2/m3: esto supone un ahorro total de 2 toneladas de CO2/m3″. Nos cuenta Luis Llopis, arquitecto del proyecto.

Con ello podríamos decir que el edificio se convierte al estar construido con madera, en una herramienta contra el cambio climático: “tanto la estructura como parte del cerramiento están construídos con madera de abeto. Todos los abetos que se han talado para construir estas piezas de madera contralaminada han absorbido a lo largo de su vida 270 toneladas de CO2, lo que equivale a 50 veces la emisión española per cápita. Esta madera no está produciendo huella ecológica, al contrario, convierte al edificio en sumidero de carbono” según Eva Chacón, de Bonsai Arquitectos.

Con este edificio, además de todos los beneficios enumerados, su respuesta sísmica o ante el fuego tendrá un rendimiento perfecto.

Por último destacar el lado solidario de este edificio que tendrá un uso como apartamentos turísticos cuya recaudación irá destinada a ayuda a enfermos de cáncer sin recursos y a la investigación de esta enfermedad, al ser la Fundación Benéfica Anticáncer San Francisco Javier y Santa Cándida su promotora.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.